El mayor distribuidor
de entradas taurinas !!

RESUMEN DE TRIUNFO SAN ISIDRO MADRID 2019

-5 PUERTA GRANDES SAN SISIDRO 2019-

-15 de mayo 2019 - MIGUEL ANGEL PERERA

Hablando de generosidad, me quedo con la de Perera. Esa que no parece no contar y que resulta que fue clave de la emoción de la tarde y llave de las entrañas de un toro. Echar la moneda al aire dando veinte metros de distancia a un toro en Madrid es un riesgo doble. Uno, por el toro y otro por la grada, porque se puede ver mucho toro y menos torero. De ruinas toreras resultantes de estas distancias generosas en los cites, está Madrid lleno. Con un toro de salida poderosa pero sin soltarse de los vuelos, bravo en varas, metiendo la cara en el capote bien pero saliendo con la cara alta y freno echado en banderillas, Perera se jugó muslos y crédito, luciendo al toro como gusta en Madrid. En esa distancia donde se corre el riesgo de la generosidad mal entendida

-22 de mayo 2019 -ROCA REY

Un hombre, recién cosido de una cornada, sacó de sus entrañas el terremoto más brutalmente puro de los que crearse puedan. Tembló Madrid barrio a barrio, casa por casa. Con el eco de los olés llegando por el aire hasta más allá de esta ciudad que tuvo el privilegio del sismo mas imponente que existir pueda: el toreo mayúsculo de un hombre cuyo valor no tiene horizonte y cuyo toreo desprecia todo aquello que no sea verdad. Cuando el toreo es Roca y es Rey, no hay fuerza de la naturaleza más soberbiamente hermosa. Con un toro de fondo poderoso de Parladé y estampa para enmarcar, el toreo ha lanzado el mensaje: no hay cojones a prohibir esto. Lo lanza, lo dice y lo firma @Rocarey, que resucitó después de una brutal cogida, para sacar desde dentro un huracán de toreo sin más precaución que el desprecio a su propia vida.


-24 de mayo 2019 -DAVI DE MIRANDA

La intensidad de una pasión se mide por la soledad que la precede. La inmensa soledad de David de Miranda, condenado a no caminar desde una feroz cornada, es directamente proporcional a la pasión con la que cuajó de forma brava superlativa a un toro tremendamente bravo y de superlativo fondo de Juan Pedro Domecq. Fue con caída la noche, epílogo de una tarde secuestrada por el viento, con un feliz reencuentro de Paco Ureña con Madrid. Luego de alinearse los astros en contra de El Juli. Que grande Madrid. Una cordillera por conquistar de la que salen toreros a base de sus pasiones, sacados del anonimato del monte mediante la chistera de un toro impresionante y torero que impresionó por su pasión, recién salida de la soledad de una cornada.

-01 de junio 2019-ANTONIO FERRERA

Cogió Ferrera el lápiz por el extremo opuesto a la punta y escribió una hermosa apología de la locura. Por donde se halla la goma de borrar escribió. Toreando despacio a la lentitud detenida de paso del caracol humillado que fue el sublime toro de Zalduendo. A la que dibujaba una tanda reduciendo la embestida, con la goma borraba lo hecho, pleno de la locura que solo tienen los cuerdos, insatisfecho de lo creado. Y escribía otra línea, otro trazo, otro muletazo de abandonada caligrafía. Toro y torero se pusieron de acuerdo hablándose en susurros de insatisfacción creativa, buscando otra belleza más en cada pase. Liberados toro y torero de los dogmas de la cordura que el toreo y la vida nos ha impuesto, pusieron al toreo en el lugar exacto en donde aun viven Velázquez, Cervantes, Picasso o Lorca. Es el toreo quien nos cura de la cordura. La locura de Luis David de regresar a la cara del toro tras una brutal cogida. La locura sabia de criar toros en un mundo de cuerdos anónimos. La gloria solo ama a la locura.

-15 de junio 2019-PACO UREÑA

Nunca una plaza rugió tanto al doblar un toro. Nunca al asomar los dos pañuelos por el palco. Nunca Las Ventas había espantado tanto, arropado tanto y deseado tanto el triunfo de un toreo metido en su 'érase una vez' en el que el final feliz jamás llegaba. Hubo voltereta fuerte otra vez. Pero en esta ocasión, también gozando del único lote bueno de la corrida, con una faena de toreo encajado y levitando a veces, abandonado otras, ceñido siempre, entró la espada y, en suspense, dobló el toro. Crujió Madrid como en una catarsis. Dio el torero todo lo que tiene saliendo de la enfermería pálido. Y la plaza le dio todo. El érase una vez, por fin, pudo escribir él y todos comieron perdices.
Volver
Venta telefónica: 655 430 455, Horario de oficina: de 10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00
Cookies Taquillaoficial.com
Nuestra web utiliza cookies para asegurarnos de que ofrecemos al usuario el mejor servicio y la mejor experiencia en nuestra web. Si continua navegando por ella, asumiremos que está de acuerdo con nuestra política de cookies y que acepta recibir todas las cookies de nuestra web (incluyendo las de terceros). Puede leer más sobre nuestra política de cookies pulsando aquí.Acepto